Inflamación de Adenoides en Adultos

Las adenoides son masas de tejidos linfoides localizados en la parte posterior de la garganta. La inflamación de adenoides en adultos puede causar malestar grave y llevar a varios problemas de salud.

Inflamación de Adenoides en Adultos

Así como las amígdalas, las adenoides también son tejidos linfoides que tienen la función de ayudar al sistema inmunológico a combatir las infecciones.

Mientras las amígdalas son como dos masas de tejidos localizados en cada lado de la parte posterior de la garganta, las adenoides se encuentran en el cuello, detrás del velo palatino y en la parte posterior de la nariz, donde la nariz se funde con la boca.

Las amígdalas, estando situadas en la garganta, son visibles, pero las adenoides se pueden ver a través de la boca y sólo son visibles con instrumentos especiales.

Funciones y crecimiento de las adenoides

Las adenoides, junto con las amígdalas, ayudan al organismo a combatir las infecciones. Mientras respira, el aire cargado de virus que son causantes de enfermedades entra por la boca y éstos quedan atrapados por el moco pegajoso.

Las adenoides producen anticuerpos y glóbulos blancos para destruir estos virus. Al realizar esta función, las adenoides están expuestas al riesgo de ser infectadas.

Esto provoca la inflamación de adenoides que puede causar más complicaciones.

Durante el nacimiento, los bebés no pueden tener adenoides y amígdalas visibles. Mientras el bebé crece, las adenoides junto con las amígdalas se incrementan en tamaño y se alcanza un tamaño máximo dentro de cinco años.

Sin embargo, el tamaño se incrementa gradualmente y ambos van a crecer antes de que el niño alcance la pubertad. Se ha observado que esto ocurre cuando el niño atraviesa seis o siete años de edad.

La inflamación de las adenoides en adultos no son comunes como en los niños. Pero en algunos niños, las adenoides y las amígdalas no se contraen con el tiempo y estos niños pueden llevar esta condición hasta la edad adulta.

En algunos adultos con adenoides o amígdalas encogidas pueden infectarse e inflamarse, aumentando su tamaño.

Aunque las adenoides disminuyen en tamaño tan pronto como el niño alcanza la edad adulta, pueden agrandarse una vez más debido a la reactivación de ciertas infecciones bacterianas o virales, como por ejemplo con el virus de Epstein Barr.

 

Síntomas de la inflamación de adenoides en adultos

inflamación de las adenoides en adultos

Debido a su ubicación estratégica, las adenoides inflamadas en adultos pueden provocar una grave molestia. La gravedad de los síntomas puede variar según el grado de infección y de inflamación.

Una infección de las adenoides en adultos resulta en su inflamación. Como las adenoides se localizan en las vías expuestas, su inflamación obstruye el paso de aire y causa los problemas de respiración por la nariz. Los siguientes son algunos de los síntomas de la inflamación de las adenoides.

  • respiración ronca
  • nariz congestionada
  • respirar por la boca
  • voz nasal
  • garganta seca por la mañana
  • hábito de mantener la boca abierta
  • apnea del sueño

También se ha observado que en la mayoría de los casos de infección de las adenoides en adultos, las amígdalas también se infectan e inflaman simultáneamente.

Las amígdalas y adenoides forman una estructura en forma de anillo en la parte trasera de la garganta con las vías expuestas, y conducen el suministro restringido de aire a los pulmones.

Durante el día esto es compensado al respirar por la boca. Sin embargo, durante la noche, los músculos de las vías respiratorias se relajan y de ese modo causan un bloqueo mayor.

La caída de la presión de aire hacia los pulmones conduce a la apnea (incapacidad temporal para respirar), que a su vez resulta en la interrupción del sueño. Esta condición se denomina apnea obstructiva del sueño.

Otros síntomas de inflamación de adenoides en adultos incluyen fatiga y dolores de cabeza debido al sueño insuficiente. La persona afectada puede también desarrollar una mala respiración persistente.

Complicaciones de la inflamación de adenoides en adultos

Las adenoides inflamadas en adultos pueden causar apnea obstructiva del sueño, situación que, si no se trata, puede producir presión arterial alta y problemas cardíacos.
La infección de las adenoides puede extenderse a los oídos y causar infecciones del oído medio, lo que puede afectar la audición también.

Otra condición llamada de obstrucción de la oreja (acumulación de moco en el oído medio) puede también ser causada por una infección de las adenoides.

Tal infección puede también resultar en infección del sinusal, infección pulmonar y vómitos. La infección puede diseminarse a las membranas mucosas de la laringe y las cuerdas vocales provocando tos.

En algunas personas las adenoides inflamadas pueden bloquear totalmente el paso de aire a través de las aberturas nasales.

Cirugía de Adenoides en adultos

En los niños, las adenoides pueden ser mayores en tamaño, y pueden variar de un niño a otro; incluso, en algunos niños pueden crecer al tamaño de una pelota de tenis de mesa.

Aunque los antibióticos pueden curar la infección de las adenoides, estas drogas no pueden ser eficaces en la disminución de las estructuras crónicamente dilatadas, lo que puede causar síntomas persistentes y complicaciones. Por lo tanto se recomienda la remoción quirúrgica de estas estructuras.

Si la hipertrofia de adenoides está causando infección de oído recurrente o apnea del sueño grave, entonces la cirugía para quitar los adenoides (adenoidectomía) será sugerida por el médico especialista. Se recomienda la adenoidectomía para adultos que experimentan los mismos síntomas.

Aunque es muy raro encontrar inflamación de las adenoides en adultos, existen personas que desarrollan síntomas graves y requieren adenoidectomía.

La cirugía de adenoides en adultos también se sugiere para casos graves de cáncer. Incluso para aquellos con infecciones recurrentes de amígdalas puede ser aconsejado someterse a esta cirugía.

Aunque son casos muy raros, la inflamación de adenoides en adultos puede causar síntomas similares casi como en el caso de los niños.

No es una condición con riesgo de vida, pero debería consultar a su médico de cabecera inmediatamente en caso de que observe síntomas graves.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 4,42 de 5)
Cargando…

 

Te puede interesar leer sobre: 

 

 

3Comentarios

  1. Blanca Martínez zabalza
    • Raspi
  2. como dejar de fumar

Dejar un Comentario