InflamacionDe.com

Todo sobre inflamaciones

Inflamación de Amígdalas

La amigdalitis es la inflamación de las amígdalas. Las amígdalas son una especie de ganglios linfáticos ubicados en la parte lateral de la garganta y en la parte posterior de la boca. Ellas ayudan a mantener bacterias y otros gérmenes lejos de lugares donde puedan causar infecciones.

Cuando una bacteria o un virus intenta ingresar a nuestro cuerpo a través de la nariz o boca, las amígdalas absorben esos microorganismos y, en muchas ocasiones, se infectan. Las amígdalas pueden quedar hinchadas o inflamadas cuando se ven afectadas por bacterias u otras sustancias.

Causas de la inflamación de las amígdalas

Generalmente, la causa de la inflamación de las amígdalas, se da por virus, pero también puede ser por la presencia de una infección bacteriana.

Inflamación de las amígdalas

La bacteria más común entre las causas de la inflamación de amígdalas es la Streptococcus pyogenes, más conocida como estreptococo del grupo A, también responsable de otras condiciones, como por ejemplo: la faringitis. Otras bacterias también pueden estar involucradas en el desarrollo de la enfermedad.

Las siguientes son las causas más comunes de la inflamación de las amígdalas:

  • Infección viral o bacteriana causada por el contacto con una persona infectada puede causar amígdalas inflamadas.
  • A menudo, los niños pequeños tienen amigdalitis crónica debido al virus del resfriado o de la gripe común.
  • En adultos y adolescentes, principalmente, se inflaman las amígdalas debido a una infección bacteriana o infecciones en la garganta.
  • En raras ocasiones las bacterias que causan enfermedades tales como la fiebre escarlata o difteria, también pueden ser causa de amígdalas inflamadas.
  • Las alergias alimentarias también pueden causar inflamación de las amígdalas.

Síntomas de la inflamación de las amígdalas

Algunos síntomas son característicos de la amigdalitis son:

  • Amígdalas inflamadas y rojas
  • Placas blancas o amarillentas en las amígdalas
  • Dolor de garganta
  • Dificultad y dolor al tragar
  • Fiebre
  • Nódulos linfáticos en el cuello
  • Mal aliento
  • Dolor de cabeza

Pronóstico de amígdalas inflamadas

El dolor de garganta y las amígdalas inflamadas asociadas con amigdalitis, generalmente desaparecen dentro de dos a tres días después del inicio del tratamiento.

También se observa que algunas personas pueden requerir una segunda ronda de antibióticos si la primera ronda no ha tenido éxito en el tratamiento de la infección. La amigdalitis generalmente se cura dentro de 10 días.

Complicaciones de la inflamación de amígdalas

La amigdalitis causada por estreptococo puede llevar a la fiebre reumática o inflamación de los riñones (glomerulonefritis) si no se trata.
La amigdalitis crónica puede llevar a problemas de salud adicionales, como apnea del sueño, dificultad respiratoria, infección en los tejidos circundantes y abscesos en las amígdalas.

Las personas más jóvenes suelen tener más probabilidades de presentar la enfermedad que las personas mayores. En general, la amigdalitis aparece en niños y preadolescentes.
La exposición a los virus y las bacterias que conducen a la amigdalitis en niños pequeños, se pueden contagiar, especialmente, en guarderías y escuelas.

Tratamiento de la amigdalitis

La amigdalitis bacteriana puede tratarse con antibióticos. Es importante tomar el antibiótico en la medida recetada por el médico, sin abandonarlo antes por decisión propia, incluso si los síntomas desaparecen durante el curso del tratamiento. No existe cura para la amigdalitis causada por virus.

Los tratamientos caseros como reposo en la cama, aumento de la ingestión de líquidos y gárgaras de agua salada, pueden ayudar a reducir la gravedad de los síntomas y aumentar el nivel de comodidad hasta que la infección se vaya. También puedes intentar con remedios caseros para las amígdalas inflamadas hasta aliviar los síntomas iniciales. Si los episodios de amigdalitis son recurrentes, una cirugía para remover las amígdalas puede ser recomendada por el médico.

Diagnóstico de Amigdalitis

Para realizar el diagnóstico se realizará un examen físico, en el cual el médico examinará la boca y la garganta para ver si las amígdalas están inflamadas, el aliento y también el cuello del paciente.

Después de eso, algunos de estos exámenes pueden ser solicitados por el especialista:

  • Recuento de células sanguíneas
  • Prueba de mononucleosis
  • Examen rápido para la detección del estreptococo

Y recuerda, ante la aparición de los primeros síntomas, lo primero que debes hacer es recurrir a tu médico de cabecera.

Más artículos sobre Inflamación de las Amígdalas

Deja un comentario

It is main inner container footer text