Una inflamación en los testículos es un signo de anormalidad que requiere atención médica. El problema puede ser leve o, algunas veces, muy grave; al punto de requerir la extirpación del testículo.

El testículo es un órgano complejo, particularmente sensible a lesiones menores y extremadamente delicado. Cualquier problema testicular puede causar un dolor inmenso.

El dolor de testículos es un dolor escrotal, es decir, que abarca todo el escroto. Es un dolor que sube por el recorrido anatómico de los diferentes canales hasta llegar a otras zonas del cuerpo, como pueden ser el bajo abdomen, raíz del muslo y la región lumbar. Puede ser un dolor agudo, repentino o crónico que, incluso, puede arrastrarse por varios días.

Causas de la inflamación en los testículos

Es un agrandamiento del saco escrotal. El saco escrotal, o escroto, aloja los testículos. La inflamación en los testículos puede ocurrir debido a una lesión o a una afección de fondo. Puede ser causada por una acumulación de líquido, inflamación o un crecimiento anormal dentro del escroto.

La hinchazón puede ser indolora o muy dolorosa. Si la hinchazón es dolorosa, debe buscar tratamiento de emergencia. Tal como ya mencionamos, en casos severos y dependiendo de la causa, no recibir tratamiento oportuno puede resultar en la pérdida de sus testículos debido a la muerte del tejido.

La inflamación en los testículos puede ocurrir rápida o lentamente con el tiempo. Una de las causas principales de esta inflamación dolorosa es la torsión testicular.

Esta, es una lesión o un evento que hace que un testículo se retuerza y corte la circulación sanguínea. Esta lesión muy dolorosa podría causar la muerte del tejido del escroto en cuestión de horas.

Las afecciones y enfermedades médicas también pueden hacer que los testículos se inflamen. Estas condiciones incluyen:

  • Traumatismo
  • cáncer de testículo
  • venas anormalmente agrandadas en el escroto
  • inflamación aguda de los testículos, llamada orquitis
  • Hinchazón debido al aumento de líquido, llamado hidrocele.
  • Hernia
  • inflamación o infección en el epidídimo, llamada epididimitis
  • insuficiencia cardiaca congestiva
  • Inflamación o infección de la piel del escroto

Otros síntomas relacionados con estas afecciones pueden estar presentes antes de presencia de testículos inflamados.

A veces, lo que parece ser un dolor de testículos puede ser reflejo de otro problema situado fuera del escroto, como piedras en los riñones y algunas hernias. La causa del dolor testicular no siempre puede ser fácilmente identificada.

Es importante diferenciar el dolor agudo de los testículos, que aparece repentinamente, asociado o no a otros síntomas como fiebre o náuseas, del dolor testicular crónico, que es el que dura por varios días, generalmente de intensidad menor y más difusa.

Causas del dolor de los testículos:

  • Neuropatía diabética (lesiones en los nervios causados por la diabetes)
  • Epididimitis (inflamación de los testículos)
  • Gangrena
  • Púrpura de Henoch-Schönlein (inflamación de los vasos sanguíneos)
  • Hidrocele (acumulación de líquido que deriva en testículos inflamados)
  • Dolor testicular idiopático
  • Hernia inguinal
  • Calculo renal
  • Paperas
  • Orquitis (testículos inflamados)
  • Testículo retráctil
  • Nódulos escrotales
  • Espermatocele (acumulación de líquido en el testículo)
  • Traumatismos
  • Cáncer de testículo
  • Torsión testicular
  • Criptorquidia
  • Infección urinaria
  • Varicocele
  • Vasectomía

Identificar la causa de la inflamación en los testículos

Entre las muchas causas citadas anteriormente, algunas requieren cuidados especiales, pues están asociadas a riesgos inmediatos o secuelas permanentes.

Mencione a su médico cualquier síntoma que esté experimentando debido a los testículos inflamados:

  • El dolor es intenso o repentino
  • Se ha sufrido una lesión o traumatismo en los testículos y aún siente dolor o continua la inflamación aún después de unas horas
  • El dolor está acompañado de náuseas y vómitos
  • Si nota o siente un nódulo o bulto en el escroto
  • Tiene fiebre
  • El escroto está caliente, sensible al tacto o rojo
  • Si ha entrado en contacto con alguien con paperas

Después de recibir esta información, el médico llevará a cabo un examen físico.

El examen incluye una inspección física del escroto. En este punto, le preguntarán cuándo notó la hinchazón y qué actividades estaba haciendo antes de la inflamación en los testículos.

El médico realizará un examen físico con énfasis en la ingle, los testículos y el abdomen. Para ayudar a diagnosticar la causa del dolor, también hará preguntas sobre su historial clínico. El médico deberá pedir algunos de los exámenes más comunes, tales como:

  • Ultrasonografía de los testículos
  • Urinálisis y urocultura
  • Examen de las secreciones prostáticas
  • Ecografía escrotal

Tratamiento para la inflamación de los testículos

Las opciones de tratamiento para la inflamación en los testículos dependen de la causa. Si una infección es la causante, su médico le recetará antibióticos para combatirla. Si los antibióticos orales no funcionan, es posible que deba recibir antibióticos intramusculares o ser hospitalizado por antibióticos intravenosos.

Algunas causas de dolor en los testículos, como la torsión testicular, pueden llevar a la pérdida del órgano o la infertilidad si no se tratan inmediatamente.

En el caso de la torsión, el tratamiento iniciado después de seis horas del inicio del proceso está asociado a la pérdida de la función testicular.

El cáncer testicular tiene varias opciones de tratamiento, que dependerán de su gravedad. El hecho de si el cáncer se ha diseminado y por cuánto tiempo no fue detectado determinará su tratamiento.

Para causas de dolor de los testículos no urgentes, como pequeñas lesiones y acumulación de líquido, las siguientes medidas caseras pueden reducir la incomodidad y la inflamación:

  • Aplique hielo en el escroto
  • Tome un baño caliente si hay signos de inflamación
  • Cuando esté acostado, coloque una toalla enrollada debajo del escroto
  • Intente tomar analgésicos de venta libre, como paracetamol o ibuprofeno.

Recuerde que siempre es necesario recurrir a la consulta con un médico especialista.

Panorama general

El pronóstico para la inflamación en los testículos varía dependiendo de la gravedad de la hinchazón y de la causa. La inflamación debida a una lesión generalmente desaparece con el tiempo, mientras que otras causas requieren un tratamiento extenso.

Con un diagnóstico precoz y un tratamiento apropiado, el panorama generalmente es bueno.

10 Afecciones posibles para la inflamación en los testículos

1-      Hernia:

Una hernia ocurre cuando un órgano empuja a través de una abertura en el músculo o tejido que la mantiene en su lugar. Por ejemplo, los intestinos pueden romperse a través de un área debilitada en la pared abdominal.

Las hernias son más comunes en el abdomen, pero también pueden aparecer en la parte superior del muslo, el ombligo y la ingle. La mayoría de las hernias no son potencialmente mortales, pero no desaparecen por sí solas. Algunas veces pueden requerir cirugía para prevenir complicaciones potencialmente peligrosas.

2-     Hidrocele

La hidrocele es un saco lleno de líquido que se forma alrededor de un testículo. Son más comunes en los bebés. Casi el 10 por ciento de los hombres nacen con hidrocele. Sin embargo, pueden afectar a hombres de cualquier edad.

Hidrococele

Los hidroceles generalmente no representan ninguna amenaza para los testículos.
Por lo general son indoloros y desaparecen sin tratamiento. Sin embargo, si usted tiene inflamación en los testículos, consulte a su médico para descartar otras causas que pueden ser más dañinas, como el cáncer testicular.

3-     Torsión testicular

La causa más común de una emergencia urológica relacionada con el tracto genitourinario es una muy dolorosa llamada torsión testicular.
Los hombres tienen dos testículos que descansan dentro del escroto. Un cordón conocido como el cordón espermático lleva sangre a los testículos.

torsion testicular

Cuando un hombre experimenta torsión de testículos, este cordón se retuerce. Como resultado, el flujo sanguíneo se ve afectado y los tejidos en el testículo pueden comenzar a morir.

De acuerdo con la Asociación Americana de Urología (AUA, por sus siglas en inglés), es poco común y afecta sólo a 1 de cada 4,000 hombres jóvenes.
La torsión es más común en los varones adolescentes. Sin embargo, los hombres mayores y los niños pequeños también pueden verse afectados.

4-     Epididimitis

La epididimitis es una inflamación del epidídimo. El epidídimo es un tubo ubicado en la parte posterior de los testículos que almacena y transporta los espermatozoides. Cuando este tubo se inflama, puede causar dolor e inflamación en los testículos.

epidermitis

La epididimitis puede afectar a hombres de todas las edades, pero es más común en hombres de entre los 14 y 35 años. Generalmente es causada por una infección bacteriana o una enfermedad de transmisión sexual (ETS). La afección generalmente mejora con antibióticos.

La epididimitis aguda dura seis semanas o menos. En la mayoría de los casos de epididimitis aguda, los testículos también están inflamados. Esta afección se denomina epididimoorquitis.

Puede ser difícil saber si los testículos, el epidídimo o ambos están inflamados. Es por eso que el término epididimio-orquitis se utiliza comúnmente. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la gonorrea y la clamidia son las causas más comunes en hombres de 35 años de edad o menores.

La epididimitis crónica, por otro lado, dura seis semanas o más. Los síntomas incluyen malestar o dolor en el escroto, el epidídimo o los testículos. Esto puede ser causado por reacciones granulomatosas, que pueden resultar en quistes o calcificaciones.

5-     Hernia inguinal

Una hernia inguinal ocurre en el abdomen cerca del área de la ingle. Se desarrollan cuando los tejidos grasos o intestinales empujan a través de una debilidad en la pared abdominal cerca del canal inguinal derecho o izquierdo. Cada canal inguinal reside en la base del abdomen.

Tanto hombres como mujeres tienen canales inguinales. En los hombres, los testículos usualmente descienden a través de su canal alrededor de unas pocas semanas antes del nacimiento.
En las mujeres, cada canal es el lugar de paso del ligamento redondo del útero. Si usted tiene una hernia en o cerca de este pasaje, esto resulta en una protuberancia visible. Puede ser doloroso durante el movimiento.

Muchas personas no buscan tratamiento para este tipo de hernia porque puede ser pequeña o no causar ningún síntoma. El tratamiento médico oportuno puede ayudar a prevenir más protuberancias y molestias.

6-     Orquitis

La orquitis es una inflamación de los testículos. Puede ser causada ya sea por bacterias o por un virus.
Ambos testículos pueden verse afectados por la orquitis al mismo tiempo.

orquitis

Sin embargo, los síntomas generalmente aparecen en un solo testículo. Este tipo de inflamación testicular a menudo se asocia con el virus de las paperas.

7-     Paperas

Las paperas son una enfermedad contagiosa causada por un virus que pasa de una persona a otra a través de la saliva, las secreciones nasales y el contacto personal cercano.

Las complicaciones de las paperas son raras, pero pueden ser graves si no se tratan. Las paperas afectan principalmente a las glándulas parótidas. Sin embargo, también puede causar inflamación en otras áreas del cuerpo, incluyendo el cerebro y los órganos reproductores.

8-    Varicocele

El escroto es un saco cubierto de piel que sostiene los testículos. También contiene las arterias y venas que llevan sangre a las glándulas reproductivas. Una anomalía venosa en el escroto puede provocar una varicocele.

Una varicocele es un agrandamiento de las venas dentro del escroto. Estas venas se denominan plexo pampiniforme.

Varicocele

Un varicocele sólo ocurre en el escroto y es muy similar a las venas varicosas que pueden ocurrir en la pierna. Un varicocele puede provocar una disminución en la producción y calidad de los espermatozoides, lo que en algunos casos puede conducir a la infertilidad. También puede encoger los testículos.

Los varicoceles son comunes. Pueden encontrarse en el 15 por ciento de la población masculina adulta y alrededor del 20 por ciento de los varones adolescentes. Son más comunes en hombres de 15 a 25 años.

Los varicoceles generalmente se forman durante la pubertad y se encuentran más comúnmente en el lado izquierdo del escroto. La anatomía del lado derecho e izquierdo del escroto no es la misma.

Los varicoceles pueden existir en ambos lados, pero es extremadamente raro. No todos los varicoceles afectan la producción de esperma.

9-     Cáncer de testículo

El cáncer testicular es un cáncer que se origina en uno o ambos testículos. Los testículos son las glándulas reproductivas masculinas localizadas dentro del escroto, que es la bolsa de piel localizada debajo del pene. Sus testículos son responsables de producir esperma y la hormona testosterona.

El cáncer testicular a menudo comienza con cambios en las células germinales, que son las células en los testículos que producen el esperma. El cáncer de testículo a veces se denomina tumor de células germinales.

Los dos tipos principales de cáncer testicular son los seminomas y los no seminomas.
Los seminomas son cánceres testiculares que crecen lentamente. Por lo general, se limitan a los testículos, pero los ganglios linfáticos también pueden estar comprometidos.

Los no seminomas son la forma más común de cáncer testicular. Este tipo es de crecimiento más rápido y se puede diseminar a otras partes del cuerpo.

El cáncer testicular es el cáncer más común diagnosticado en hombres de 15 a 35 años de edad, pero puede ocurrir a cualquier edad. También es uno de los cánceres más tratables, incluso si se ha diseminado a otras áreas.

10- Insuficiencia cardíaca congestiva

La insuficiencia cardíaca congestiva (ICC) es una afección progresiva crónica que afecta el poder de bombeo de los músculos cardíacos. Aunque a menudo se denomina simplemente “insuficiencia cardíaca”, la CHF se refiere específicamente a la etapa en la que se acumula líquido alrededor del corazón y hace que éste bombee de manera ineficiente.

Tienes cuatro cavidades del corazón. La mitad superior del corazón tiene dos aurículas y la mitad inferior tiene dos ventrículos. Los ventrículos bombean sangre a los órganos y tejidos del cuerpo y las aurículas reciben sangre a medida que ésta circula de regreso desde el resto de su cuerpo.

La CHF se desarrolla cuando los ventrículos no pueden bombear sangre en suficiente volumen al cuerpo. La sangre se acumula en los vasos sanguíneos, lo cual causa retención de líquido en las extremidades inferiores, el abdomen y otros órganos vitales.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

A continuación te brindamos una lista de productos que hemos seleccionado para ti basándonos en una excelente relación calidad/precio: